Pronunciamiento de los CEPOs de tierras bajas

Los Consejos Educativos de Pueblos Originarios de Bolivia (CEPOs): Consejos Educativo del Pueblo Indígena Guarayo (CEPIG), Consejo Educativo del Pueblo Originario Chiquitano CEPOCH, Consejo Educativo del Pueblo Origninario Indígena Mojeño (CEPOIM), Consejo Educativo del Pueblo Yurakaré (CEPY),Consejo Educativo del Pueblo Guaraní (CEPOG) y el Consejo Educativo Amazónico Multiétnico (CEAM); reunidos en Asamblea en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, en el salón “Eddy Martínez Rivero” (Mártir por la defensa de la Madre Naturaleza), ante el atropello a los derechos humanos y la humillación de nuestros hermanos marchista por el TIPNIS:

MANIFESTAMOS:

Nuestro repudio vehemente por la violación flagrante de nuestros derechos contemplados en la Constitución Política del Estado Plurinacional, el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas originarios.

Nuestro rechazo a la acción cobarde por parte del gobierno, a través de la policía, que intervino la marcha pacífica que veníamos realizando junto a nuestras organizaciones, compuestos por· hombres, mujeres, niños, ancianos en defensa de los derechos de la Madre Naturaleza y el territorio que históricamente nos pertenecen.

Condenamos la violenta represión a los medios de comunicación oral y escrita quedaban a conocer los hechos de la realidad de la represión que sufrieron nuestros hermanos y hermanas, coartando la libertad de expresión consagrado en la Constitución Política del Estado.

Exigimos la inmediata liberación de los hermanos detenidos por las fuerzas policiales. De igual forma, la atención inmediata a los heridos, desaparecidos y el cese de la represión y persecución de los compañeros dirigentes.

Exigimos al Presidente del Estado Plurinacional, la destitución inmediata del Ministro de la Presidencia y de Gobierno por sus incapacidades de resolver los planteamientos hechos por nuestras organizaciones.

Pedimos de forma fraternal a todas las organizaciones y bolivianos y bolivianas a sumarse a la lucha inclaudicable por la defensa de la vida, la dignidad y el vivir bien, consagrada en la CPE.

Expresamos nuestra decisión de no renunciar a nuestra lucha por el ejercicio pleno de nuestros derechos, por la defensa del territorio, la dignidad, la vida y el respeto a la Madre Naturaleza.

Asumimos nuestro firme compromiso de continuar en la transformación de la educación que se constituye en el pilar fundamental para la construcción de la verdadera sociedad plurinacional. Para las naciones y pueblos indígena originario, el territorio es la casa grande y, por ende, no se compra ni se vende, nosotros pertenecemos a la tierra y no ella a nosotros; en ese sentido, consideramos a la educación como el núcleo del verdadero cambio para la concreción del vivir bien, donde la comunidad misma es la escuela.

Es dado a los veinte seis días del mes de septiembre del año dos mil once.

CONSEJOS EDUCATIVOS DE TIERRAS BAJAS