Nace el Instituto de Lenguas que funcionará en Santa Cruz

En el marco de la Ley 269 General de Derechos y Políticas Lingüísticas nació ayer el Instituto Plurinacional de Estudios de Lenguas y Culturas, cuya principal función es desarrollar investigación lingüística y cultural en coordinación con las universidades, escuelas superiores de maestros y otras instancias académicas bajo la tuición de cada pueblo o nación y sus organizaciones.

El ministro de Educación, Roberto Aguilar, explicó los alcances del instituto.

«Tendrá como función elaborar y difundir la reglamentación de creación y funcionamiento de los institutos de lenguas y culturas de cada uno de los 36 pueblos y naciones reconocidos por la Constitución Política del Estado (CPE)», señaló la autoridad.

Este centro también propondrá los lineamientos para la normalización, investigación y desarrollo de las lenguas y culturas de las naciones indígenas y pueblos originarios campesinos.

Asimismo, promoverá y difundirá estrategias comunicacionales, coordinará y supervisará las actividades de los institutos de lengua y cultura de cada pueblo.

Aguilar remarcó que el instituto evaluará los procesos de implementación y seguimiento de los planes y proyectos lingüísticos culturales, además de promover y aprobar la producción y difusión de los textos de normalización lingüística.

Participación social

La estructura del instituto estará sustentada en un consejo de participación social comunitario, en el que participarán las organizaciones indígenas originarias y los consejos educativos.

«Presidente, son dos instrumentos que permiten a partir de ahora hacer realidad que las lenguas de los pueblos indígenas y originario campesinos, como dice la Constitución, se pongan en ejecución fundamentalmente en el ámbito de la educación», sostuvo el ministro Aguilar.

Ley 269

La Ley 269, marco del Instituto Plurinacional de Estudio de Lenguas y Culturas, tiene como objetivo reconocer, proteger, promover, difundir, desarrollar y regular los derechos lingüísticos individuales y colectivos de los habitantes del Estado Plurinacional.

«Establece la igualdad de todos los idiomas reconocidos por la Constitución Política del Estado y los derechos de las personas de identificarse como integrantes de una comunidad lingüística, a usar su idioma materno de forma oral y escrita», remarcó el ministro Aguilar.

Un trabajo de cuatro años

Melva Hurtado, secretaria ejecutiva de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), expresó su orgullo porque la creación del Instituto Plurinacional de Estudio de Lenguas y Culturas  es producto «de cuatro años de  trabajo con las organizaciones».

«Es un orgullo que después de cuatro años contemos con los institutos. El primero será en Santa Cruz. Todos los indígenas de tierras bajas nos sentimos orgullosos», expresó.

Remarcó que el trabajo «fue duro», pero representa un logro porque garantiza los derechos lingüísticos colectivos indígenas.

Primera promoción de técnicos superiores productivos

En el marco del primer aniversario de la Revolución Productiva, el ministro de Educación, Roberto Aguilar, tomó juramento a la primera promoción de técnicos superiores productivos graduados en las tres universidades indígenas de Bolivia.

Los nuevos profesionales se titularon en las carreras de técnico superior en Medicina,  Veterinaria y Zootecnia, Ingeniería del Petróleo y Gas Natural e Ingeniería Comercial.

Nancy María Poma, en representación de los nuevos profesionales, agradeció a las luchas de los movimientos sociales que permitieron la creación de las tres universidades indígenas.

«Somos tres universidades que estamos gracias a las luchas de los movimientos sociales, gracias a esa lucha que se hizo por mucho tiempo, desde Túpac Katari, Bartolina Sisa y muchos de nuestros héroes que no se reconocen», expresó.

Tres universidades

De acuerdo con información del Ministerio de Educación, las universidades indígenas se encuentran en los departamentos de La Paz, Cochabamba y Chuquisaca.

En La Paz se halla el Túpac Katari, cuya formación profesional es dada en aymara. Las carreras que ofrece son Agronomía Altiplánica, Veterinaria, Industria de Alimentos y Textiles.

En Chimoré, Cochabamba, funciona la universidad Casimiro Huanca, que, en idioma quechua, forma a profesionales en Agronomía Tropical, Ingeniería Forestal, Industria Textil y Piscicultura

La tercera universidad, Macharetí, está en Chuquisaca y enseña en guaraní las carreras de Veterinaria, Piscicultura, Forestal e Ingeniería de Petróleo y Gas Natural.

Las tres tienen como materias transversales Economía, Ciencias Sociales, Historia y Medio Ambiente y promueven el deporte y las artes.

Están facultadas a emitir títulos a nivel técnico medio por tres años y medio de estudio,  licenciatura (5 años) y magíster (7 años).

Para su titulación, los estudiantes indígenas deben trabajar, además de una tesis de grado y un proyecto de emprendimiento comunitario que beneficie a la región que representan.

Fuente: Cambio (03/08/2012)