La escuela mojeña integra los valores y saberes de la cultura mojeña

111220_cepoim«La escuela mojeña, poco a poco va integrando los valores y saberes  de nuestra cultura de nuestros abuelos»

«Eta vikarawa´uirare majarana panapawapaipa  tiyana eta mirichawa ta naitukakene ena viachukanaveana akuti eta viye´erepiana.»

El cambio en la educación para las naciones y pueblos indígenas y originarios es un derecho que ha sido conquistado a lo largo de la historia.  Teniendo como antecedentes la osadía de Avelino Siñani,  la escuela Ayllu  de Warisata, las experiencias de Ticona, que buscaban en la educación la liberación de cada uno de sus pueblos, la escuela Indigenal  del Gran Cabildo de San Ignacio de Mojos, donde los taitas del Coro musical portadores del conocimiento de las letra y los números por su oficio “la música”, fueron los primeros maestros en Mojos, enseñando a leer y escribir a sumar y restar de forma bilingüe, con apoyo de la iglesia Católica, y esfuerzos sirvieron para defender con ello de su territorio.  Luego de varios procesos de reivindicación del espacio vital de los pueblos y naciones indígenas y originarias por su territorio, por la dignidad y la vida, es que se buscan nuevas estrategias para alcanzar este propósito y uno de ellos es contar con un proceso de formación de la persona integral desde y para la comunidad.

Es por eso que desde las organizaciones regionales nacen los Consejos Educativos, entre ellos el CEPOIM que desde el 2007, que como parte de la propuesta de los Consejos Educativos y de la Coordinación Nacional de Consejos educativos tiene la visión de una educación nueva por medio del  currículo regionalizado como un paso fundamental a la hora de cambiar la educación al servicio de nuestros territorios.  Ya que el territorio comprende a todos los humanos en relación con el entorno natural y espiritual, siendo el territorio la escuela misma de la vida.

Cuando se propone la implementación en aula de currículo regionalizado tanto en la parte urbana y rural, nos vemos con un desafío de aprendizaje comunitario, ya que aprenderemos maestros y estudiantes, padres y madres de familia así como autoridades de la comunidad.  Cada cual con su aporte a la educación desde su espacio y fortalezas. A los padres y madres contribuyen con la práctica de  la lengua originaria el mojeño ignaciano o mojeño trinitario en la casa, los profesores el aplicar una nueva metodología,  planes y programas nuevos que contemplen  los saberes y conocimientos de la cultura mojeña. 

Esta gestión se ha implementado los planes y programas en segundo y tercer curso de primaria en dos escuelas pilotos. La UE José Santos Noco en la parte urbana de San Ignacio de Mojos y la UE Santa Rosa en la Comunidad Santa Rosa del Apere en el Territorio Indígena Multiétnico. Los resultados son alentadores en la Unidad Educativa José Santos Noco, ya que muestra un desarrollo integral en la formación de los estudiantes donde contempla conocimientos universales, saberes y conocimientos mojeños además de ir introduciendo gradualmente el mojeño ignaciano como segunda lengua en el aula.

Se observan clases bien estructuradas y dinámicas que hacen el proceso educativo comunitario y participativo que permite formar integralmente a los estudiantes.  Es fundamental la música en el desarrollo de la educación, la mejor estrategia del profesor Rodolfo Guarua, es la música, siempre lo acompaña su guitarra con ella acompañan y aprenden matemáticas y combinan con el mojeño  ignaciano. Una Clase dirigida al aprendizaje del verbo se complementó perfectamente con la simbología de la vestimenta del “Achu”, correspondiente a la temática de simbología y de música y danza como  parte del mundo espiritual como eje ordenador, combinado con el área de comunicación  del currículo nacional.
Profesor haciendo preguntas motivadoras a estudiantes de segundo curso de primaria. UE José Santos Noco. San Ignacio de Mojos.

Las preguntas se dirigen hacia que objeto tiene en su mano (un sombrero de Achu, hecho en base a cuero de vaca), de quién es ese objeto, para qué sirve este objeto, quién ha hecho este objeto. Preguntas que los niños y niñas contestan con facilidad al ser parte de su contexto sociocultural.

Luego trabaja con los estudiantes en grupo, cada grupo tiene un elemento de la vestimenta del Achu, que le motiva a buscar una acción que realice el  Achu, por ejemplo “ El Chasquero Chispea”, “El Achu asusta”. Estas oraciones llevan dentro una palabra que muestra una acción que realiza el Achu con estos objetos lo cual le permite al profesor abordar el verbo, en una breve definición que dice “un verbo es una palabra que demuestra una acción”. Cada grupo escribe la palabra que muestra acción en un papel de color y luego la coloca en la pizarra para que todo el curso  la conozca.

Al finalizar esta parte el profesor felicita a los estudiantes por haber trabajado en grupo y pregunta quien quiere vestirse de Achu, ya que le tocara una canción con la guitarra y sus compañeros cantaran. Sale un niño voluntario, y el profesor lo viste con el traje de Achu. Entonces el niño baila acompañado por la música y canto de todo el curso.

Esta metodología y estructura de la clase que se lleva con la implementación del currículo regionalizado en base a planes y programas regionalizados y en complementariedad con el currículo base. Haciendo así en la práctica  el cambio en  la forma y el fondo del proceso educativo que parte de la cultura propia.

Cuando se habla de comunitario y de equidad de género muchas veces se queda en el Discurso, en el caso de la experiencia que se está llevando adelante en la UE  José Santos Noco con el segundo de primaria que viene dos años ya implementando planes y programas regionalizados podemos afirmar que existe un avance significativo.  La Educación Intracultural, Intercultural y Plurilingüe (EIIP) en el aula es el tema de género, actividades y prácticas cotidianas muestran el desarrollo de la equidad de género.  Niñas y niños se turnan  recogiendo y lavando los servicios que utilizan todos sus compañeros y compañeros en el desayuno escolar. Al día siguiente otro grupo hace lo mismo mostrando así organización, trabajo en equipo, equipo de niños y niñas al servicio de su curso sabiendo que otro día le tocara a otros servir también como parte de su proceso de formación basado en la lógica Mojeña de servir a la comunidad.

Entonces que es la implementación del currículo regionalizado si no el cambio de actitud de la comunidad educativa.  Que desde la lógica mojeña la educación debe servir para servir a la comunidad,  cada uno desde sus capacidades y potencialidades, en base a la cultura con valores y principios  que permiten el equilibrio en el desarrollo  de los estudiantes  de los conocimientos para transformar el mundo y los saberes y conocimientos para su formación como persona y su vida en la comunidad.

”Por una educación creativa, productiva y participativa”

Asulupaya Amuyana
Rusurupaya moyono
Asulupaya  UE  José Santos Noco
Rururupaya  UE  José Santos Noco
Asulupaya Tata timitukara´i  Rodolfo Guarua
Rusurupaya Tata timitikra´e Rodolfo Guarua

Por: Sara Cruz Ramos
Técnica EIIP – CEPOIM
Traducción  mojeño Ignaciano: Miguel Matareco (sabio mojeño)

Traducción mojeño Trinitario: Francisco Jou (Trinitario-Directivo CEPOIM)