Hacia la construccion del pais plurinacional

Los pueblos indígenas originarios, representados por los CEPOs en el campo educativo, acaban de dar el paso inicial en la construcción de una Bolivia Plurinacional. La realización del “Taller de construcción de los currículos regionalizados” (18 al 20 de febrero) en la ciudad de Cochabamba, es el paso inicial para la concreción de esta reivindicación largamente acariciado por los pueblos indígenas originarios.

El sistema educativo boliviano, desde sus orígenes, se ha caracterizado por su centralismo administrativo, su homogeneidad curricular y su descontextualización de la pluralidad linguo-cultural del país. En aras de incorporar al indígena a una supuesta “cultura nacional” se proscribió la lengua y la cultura de los más de 36 pueblos indígenas existentes en el territorio nacional.

La construcción de los currículos regionalizados por nación y pueblo indígena originario (NPIOs) iniciado por los CEPOs rompe con ese enfoque educativo y da paso a una nueva forma de concebir la educación. Una educación que responda a la pluralidad de lenguas y culturas, que incorpore saberes y conocimientos propios y vehiculice la enseñanza aprendizaje con una pedagogía y didáctica existente en el seno de estas culturas en el marco de sus formas de ser, de hacer y de pensar de los NPIOS.

La complementariedad y equilibrio son los nuevos principios de la pedagogía formulada desde los Consejos Educativos de Pueblos Originarios. COMPLEMENTARIEDAD entre los conocimiento científicos propios incorporados en los currículos regionalizados y los avances de la ciencia y técnica que viene de occidente que se expresa a través del currículo nacional; EQUILIBRIO que evita supremacía de una forma de conocimiento sobre otro.

De la misma manera, la reciprocidad y la ciclicidad son los pilares para el accionar didáctico de los docentes. La RECIPROCIDAD incorpora una nueva dinámica en el proceso de enseñanza y aprendizaje. Ya no es el antiguo enfoque conductista en la que la fórmula era la Enseñanza vertical por parte del maestro y el Aprendizaje pasivo por parte del alumno; supera incluso el avance de la reforma educativa (Ley 1565) que prioriza el Aprendizaje a la Enseñanza, otorgando un rol protagónico a los alumnos con lo cual los docentes se constituyen en los guías y orientadores de ese aprendizaje. Con la pedagogía de los pueblos indígenas originarios este binomio se transforma en Aprendizaje-Aprendizaje; es decir, los niños y niñas aprenden lo que el profesor trae como orientación para su aprendizaje y éste aprende de la experiencia y conocimientos que traen los alumnos. La ciclicidad por su lado, nos lleva a la comprensión de que nada en el mundo es estático que todo es cambiante y evolutivo, frente a esta realidad, la educación debe responder a la dinámica de estos cambios.

En el taller también se discutió ampliamente sobre la manera como se operativizarán las otras características (principios) del  “Nuevo Sistema Educativo Plurinacional”: productivo, comunitario, descolonizador, intracultural, intercultural, plurilingüe, etc. Las conclusiones a que han llegado los CEPOs como producto de las sugerencias surgidas desde el seno mismo de nuestras comunidades indígenas originarias, nos llevarán sin lugar a dudas, hacia la construcción de un nuevo país pluricultural, plurilingüe y plurinacional y una educación acorde a esta realidad.