En Bolivia 23 lenguas oficiales cuentan con su propio alfabeto

El aymara, el quechua y el guaraní están en vías de normalización para que su uso seacotidiano en las computadoras. La lengua chiquitana y el canichana están en peligro.

En el país 23 lenguas oficiales cuentan con su propio alfabeto y tres están en vías de ´normalización´, informó ayer el jefe de la Unidad de Políticas de Educación Intra-Intercultural de Plurilingüismo del Ministerio de Educación, Wálter Gutiérrez.

Indicó que ese grupo de lenguas oficiales tienen sus alfabetos publicados porque se trabajó con los hablantes.

Añadió que tres están en vías de normalización, el aymara quechua y guaraní, es decir, “se busca que su uso sea normal en computadoras. Las demás están en desarrollo y otras en estudio”.

Gutiérrez explicó que durante la Colonia y la República el país tenía “muchas lenguas” que fueron desapareciendo y otras se encontraron “en situación crítica”, por eso, a partir de la nueva Constitución Política del Estado se declara como oficiales a 36 lenguas indígenas – originarias, además del castellano.

´Hasta de entrar en vigencia la nueva Carta Magna ninguna lengua era oficial, ni el castellano´, dijo.

EN PELIGRO Sin embargo, actualmente hay lenguas en peligro, por ejemplo, la chiquitana que tiene 4.000 hablantes de 180.000 habitantes, contrariamente al canichana que tiene 140 hablantes y una población de 180, lo que por lo menos le da “vitalidad”.

Manifestó que cada pueblo indígena tiene su propio Instituto de la Lengua para que los hablantes puedan desarrollarla. El Ministerio de Educación asigna ítems y recursos económicos para respaldar sus actividades.

Cada lengua es intrínseca a la cultura de un pueblo, agregó, y ahí radica su sabiduría y cosmovisión, por eso “si un pueblo pierde su lengua, pierde su cultura”, mencionó.

En ese marco, añadió, que la Ley Avelino Siñani – Elizardo Pérez incorpora el estudio de la lengua materna a través del currículo educativo que este año se implementa en primero de Primaria y Secundaria.

CASTELLANO La lengua materna no siempre es indígena, puede ser el castellano aclaró, pero es tan importante que un niño la desarrolle en la escuela, pues aprende mejor porque nació con esa lengua.

´Si a un niño aymara se le enseña primero castellano, para él es como ruso y no aprende´, dijo.

Según Gutiérrez el objetivo es que un joven cultive una lengua materna que le recuerde su esencia y sus raíces, adquiera una lengua extranjera que le comunique con el mundo y desarrolle una lengua urbana, el castellano, que lo integre al país y permita entenderse entre bolivianos.

VOLUNTAD Gutiérrez indicó que como Estado reafirman la voluntad de desarrollar lenguas y culturas que tiene Bolivia.

“Ahora hay 36 pueblos indígenas que aún tienen su lengua y cultura. Ahí está su sabiduría y cosmovisión. Somos un Estado Plurinacional´, señaló.

Fuente: www.opinion.com.bo (23/02/2013)