Carta pública al Ministro de Educación y Culturas

La Paz, 10 de Octubre de 2006

Señor
Felix Patzi
MINISTRO DE EDUCACION Y CULTURAS
P r e s e n t e.-

REF. APROBACION DEL ANTEPROYECTO DE LEY DE LA EDUCACION
BOLIVIANA

 

  

De nuestra mayor consideración El Bloque Indígena reunidos en la ciudad de La Paz con la participación de todas las organizaciones que conforman; la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), Confederación de Sindical Colonizadores de Bolivia (CSCB), Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano (CIDOB), Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (CONAMAQ), Federación Nacional de Mujeres Campesinas de Bolivia Bartolina Sisa (FNMCB-BS), Afro-bolivianos, los Consejos Educativos de Pueblos Originarios (CEPOS) CENAQ, CEA, CEAM, CEPOG, CEPIG, CEPOIM y CEPOCH, después de un amplio análisis del retraso de la aprobación de la nueva Ley de Educación Boliviana.

Los pueblos indígenas originarios, en 181 años de vida republicana, hemos vivido marginados y postergados en nuestras aspiraciones educativas, sociales y económicas. Ha habido momentos en las que se nos ha considerado como obstáculos para el desarrollo del país; como menores de edad sin la capacidad de dar opiniones en el accionar educativo nacional.

Las pocas iniciativas de educación a favor de los indígenas originarios fueron destrozadas como fue las escuelas ambulantes (1905), la escuela ayllu de Warisata (1931) y otras. A partir de la Reforma Educativa de 1955, se nos ha impuesto una educación homogenizadora tanto cultural como lingüísticamente. Una educación ajena a nuestros propios usos y costumbres, basada en nuestros saberes y conocimientos.

En la hora actual, de manera extraoficial, estamos enterados del intento de desconocer el anteproyecto de la nueva ley de la educación boliviana, presentada recientemente al Presidente Nato del H. Congreso Nacional para su respectiva aprobación a través de una comisión de alto nivel.

Señor Ministro, queremos recordarle que el mencionado anteproyecto de ley fue elaborado con la participación de más de 22 organizaciones sociales nacionales y aprobada en el Congreso Nacional de Educación realizada en Sucre del 10 al 14 de julio del año en curso. En consecuencia, queremos expresar lo siguiente:

PRIMERO.- Desconocemos la existencia de la Comisión de Alto Nivel que está negociando la modificación del anteproyecto de ley con la dirigencia del magisterio urbano.

Nuestra actitud se debe a que una simple Comisión no puede desconocer las conclusiones de un magno Congreso legítimamente realizado porque contó con la participación de todo el pueblo boliviano a través de sus respectivas organizaciones.

Por otro lado, queremos enfatizar que el magisterio urbano ha sido parte de la Comisión Nacional, han aprobado con sus propuestas en la elaboración del documento y extrañamente huyen de las deliberaciones del Congreso Nacional sin siquiera haber iniciado un debate de sus propuestas.

SEGUNDO.- No aceptamos, bajo ningún pretexto, sea histórico, sociológico o antropológico, el cambio de términos de indígena originario” por otro que sea como “obrero-campesino”. Nosotros, los 36 pueblos y naciones indígenas originarias, hemos aceptado y nos identificamos como tales y no son otras organizaciones quienes digan como debemos llamarnos. Asimismo, no aceptamos bajo ningún argumento el cambio del principio “comunitario” o la “participación comunitaria” porque estos principios son los que dan el sustento a nuestra realidad, a nuestros usos y costumbres.

TERCERO.- Por otra parte, también exigimos que el Proyecto de Ley de la Educación Boliviana sea remitido en el tiempo más breve posible al Parlamento Nacional para que sea agendada y posterior debate y análisis en la Comisión respectiva.

CUARTO.- En caso de que se continúe con las negociaciones al margen de la Comisión Nacional y del Bloque Indígena y no se remita el proyecto de ley educativa, nos veremos obligados a tomar acciones y medidas de hecho como:

  • La realización de una marcha conjunta desde la ciudad de Cochabamba hasta la Sede de gobierno en defensa y para la inmediata aprobación del anteproyecto de ley de la educación boliviana “Avelino Siñani y Elizardo Pérez” por el Parlamento Nacional y su promulgación por el Poder Ejecutivo.
  • Asimismo, manifestamos que adoptaremos otras medidas más radicales para que nuestros pedidos sean atendido en un tiempo breve.

Reiteramos nuestra posición inclaudicable y no permitiremos que nuevamente seamos postergados, humillados y discriminados en el seno mismo de nuestros territorios ancestrales por los enemigos de la educación de los indígenas originarios como es la dirigencia sindical del magisterio urbano, al contrario, llamamos a la unidad de los profesores de base que están junto a los niños y niñas indígenas originarios y otros sectores populares en las grandes urbes en las ciudades intermedias.

Queremos enfatizar que reclamar nuestros derechos, pedir justicia a siglos de discriminación no es avasallamiento ni mucho menos exclusión. Nosotros compartimos ideas, dialogamos nuestros puntos de vista.

QUINTO.- Asimismo, apelamos al documento del Bloque Indígena suscrito en el Congreso Nacional de Educación que expresa su decisión de velar por la aprobación de las conclusiones del mismo.
En espera de que nuestros reclamos sean atendidos de manera favorable, aprovechamos esta ocasión para reiterar nuestras consideraciones de respecto y estaremos atentos a cualquier convocatoria para ampliar nuestros puntos de vista.

Atentamente,

“POR EL BLOQUE INDIGENA ORIGINARIO”