Sequía afecta a seis comunidades de Toro Toro, se teme migración e inminente cierre de unidades educativas

Potosí. Red Aclo.- Una fuerte sequía azota a seis comunidades de Toro Toro, informo el alcalde de este municipio, Eliodoro Uriona. El agua para el consumo humano no hay; por lo que teme migración general de la población, afirmo la autoridad.

“Las vertientes de agua se han secado. Las comunidades han migrado por falta de agua”, reveló Uriona.

Por otra parte, informó que algunas familias se han trasladado rio abajo para proveerse de agua, esto por la falta del mismo en sus comunidades de origen.
Al menos son 120 familias de seis comunidades que han sido afectadas por la sequía, las que van migrando. Lamento el alcalde de Toro Toro Eliodoro Uriona, dicho municipio se encuentra en el Norte de Potosí.

Con voz preocupada declaró, “si no tienen agua para tomar, que más van hacer, estas familias se ven obligadas a migrar a otros lugares”, lamento.

Debido a la sequía, cierre de las unidades educativas es casi inminente, si no se asegura el aprovisionamiento de agua para dichos establecimientos educativos, dijo la autoridad Edil.

Las comunidades afectadas por la sequía son las siguientes: “Pukara, Tipa K´asa, Yunguiya, Salcani y Pampahasi” aclaró la autoridad.

JOC/Radio Aclo Potosí/mtp

Viceministro de descolonización: Hablar un idioma originario es determinante para permanecer en el trabajo

Chuquisaca. Red ACLO.- Hablar un idioma originario y más aún cuando trabajan en instituciones del Estado, es una determinante importante para preservar la fuente laboral, manifestó el viceministro de descolonización, Félix Cárdenas; quien estuvo en Sucre este fin de semana entregando certificados a funcionarios que se capacitaron en un idioma originario, en el caso de Chuquisaca: Quechua o Guaraní.

«Ay que entender que el idioma se convierte en una condición de permanencia laboral. Quienes no saben o no quieren aprender un idioma, están infringiendo la ley y puede estar en peligro su estabilidad laboral», expresó Cárdenas. “Inclusive si una persona ya sabe hablar un idioma originario debe certificar esa situación, porque desde el viceministerio se están solicitando informes pertinentes para constatar si se cumple o no con la norma establecida en nuestro país desde el 2012. Si una institución pública ha determinado rescatar otro idioma originario en decadencia puede hacerlo, también será tomado en cuenta”, dijo la autoridad.

Hasta la fecha, más de 100 mil funcionarios públicos del país, han certificado que saben hablar un idioma originario de su región. Hasta octubre se tiene previsto tener un informe completo de todo el país; sin embargo, «existe interés de los funcionarios para aprender a hablar el idioma de su región» puntualizó la autoridad. El 2 de Agosto del 2015 concluyó el plazo para que todos los funcionarios públicos del país, certifiquen o se capaciten para hablar un idioma originario, pese a ello continuaran buscando el cumplimiento de la norma.

El 2 de agosto de 2012, el presidente Juan Evo Morales promulgo la ley general de derechos y políticas lingüísticas, para cuyo cumplimiento, del Artículo 5, del numeral 7 del Artículo 234 y la Disposición Transitoria Décima de la Constitución Política del Estado, dice; toda servidora o servidor público que no hable un idioma de las naciones y pueblos  indígena originario campesinos, deberá aprender el idioma de la región a nivel comunicativo, de acuerdo al principio de territorialidad, en un plazo máximo de tres (3) años.

De acuerdo a esta ley, los idiomas oficiales son: El castellano y todos los idiomas de las naciones y pueblos indígena originario campesinos, que son el Aymara, Araona, Baure, Bésiro, Canichana, Cavineño, Cayubaba, Chácobo, Chimane, Ese ejja, Guaraní, Guarasu´ we, Guarayu, Itonama, Leco, Machajuyai-kallawaya, Machineri, Maropa, Mojeño-Trinitario, Mojeño-Ignaciano, Moré, Mosetén, Movima, Pacawara, Puquina, Quechua, Sirionó, Tacana, Tapiete, Toromona, Uru-Chipaya, Weenhayek, Yaminawa, Yuki, Yuracaré y Zamuco.

DPQ/Radio Aclo Chuquisaca/mtp