Sugieren que en cada entidad pública se interactúe una hora por semana en idioma nativo

El responsable del Instituto Plurinacional de Estudios de Lenguas y Culturas (IPELC), Pedro Apala, informó que una hora es el tiempo mínimo para aprender un idioma nativo como el aymara, quechua o guaraní. Se pedirá un informe para conocer el nivel de aprendizaje de los funcionarios públicos.

La Razón Digital / Aleja Cuevas / La Paz

15:18 / 25 de julio de 2017

En cada una de las diferentes instituciones estatales todos los funcionarios deben interactuar al menos una hora a la semana en idioma nativo como parte del proceso de aprendizaje y cumplimiento de las disposiciones legales que establecen la obligatoriedad de aprenderlo, planteó el responsable del Instituto Plurinacional de Estudios de Lenguas y Culturas (IPELC), Pedro Apala.

“Una hora al día sería ideal, pero eso no siempre es posible, en consecuencia, una hora a la semana estaría bien”, sugirió el responsable de una de las instituciones acreditadas para enseñar uno de los idiomas nativos, aymara, quechua o guaraní, a los funcionarios públicos. El IPELC depende del Ministerio de Educación.

El IPELC junto al Viceministerio de Descolonización y la Escuela de Gestión Pública Plurinacional (EGPP) es la responsable de dar cursos básicos del idioma nativo. Esta tarea se enmarca en la Ley  269, de Derechos y Políticas Linguísticas, promulgado el 2 de agosto de 2012, que en el artículo 7 de su reglamento 2477 establece que los servidores públicos deben aprender una lengua indígena originario campesina.

El destinar una o dos horas a la práctica del aymara, quechua o guaraní en las oficinas públicas está en manos de cada Máxima Autoridad Ejecutiva (MAE), porque no está establecida en una norma. En el caso del Viceministerio de Descolonización, por ejemplo, dedican cada miércoles a interactuar y atender al público en aymara.

“El objetivo es apoyar en el aprendizaje de las lenguas, ya que no es fácil. Si se da una hora se logrará mayor práctica”, insistió Apala.

En abril de 2016, La Razón publicó que solo el 9,7% de los funcionarios se inscribió a clases de idioma nativo. Todas las instituciones públicas del país concentran 350.000 trabajadores, de los cuales solo 33.923 (9,7%) se capacitaron en un idioma originario.

Los candidatos a presidente, vicepresidente y legisladores están obligados a certificar que hablan un idioma nativo como parte de los requisitos para su habilitación.

Según el informe oficial de EGPP, entre 2007 y 2015 se capacitó a 33.923 servidores públicos en todo el país. Solo en 2015 se enseñó un idioma originario a 13.681 hombres y mujeres. Y el IPELC certificó en 2015 a 9.934 personas, entre servidores públicos y maestros, un nivel básico.

Según Apala, las tres instituciones,  IPELC, Viceministerio de Desconolización y la EGPP, pedirán un informe de la situación real en la administración pública sobre cuántos servidores hablan un idioma y cuántos están en proceso de aprendizaje. “En un mes tendremos estos datos”.

La Ley 269 establece un plazo para aprender un idioma, lo cual feneció en agosto de 2015. “Ya suponemos de que los servidores deberían haber logrado una certificación o estar en proceso de aprendizaje”, aseguró Apala.

Intercambio de experiencias entre la CNC-CEPOs, IPELC, ME y delegación del Ministerio de Educación de Guatemala

La Paz, 04.07.2017 (CNC_CEPOs).- La Coordinadora Nacional Comunitaria (CNC_CEPOs), los Consejos Educativos de los Pueblos Originarios (CEPOs), las Organizaciones Matrices CSUTCB, CONAMAQ, CNMCIOB-BS y CSCIB, IPELC, Institutos de Lenguas y Culturas, y el Ministerio de Educación llevaron a cabo el intercambio de experiencias sobre la Participación Social Comunitaria en Educación, los currículos regionalizados, la implementación del Modelo Educativo Sociocomunitario Productivo y otros temas relacionados.

Respecto a los currículos regionalizados se indicó que están destinados al desarrollo de la interculturalidad en la educación, en tanto que los currículos diversificados tienen un carácter de concreción más local al interior de cada cultura.

Se dio a conocer a la delegación el plurilingüismo en nuestro medio, el mismo que debe ser considerado como una riqueza por las cosmovisiones particulares y por los múltiples saberes y conocimientos que cada una representa y expresa.

Con relación a la participación social comunitaria, en el artículo 90 de la Ley  de la Educción Nº70 determina que es la instancia de intervención de los actores sociales, de actores los actores comunitarios y de las madres y los padres de familia con representación y legitimidad vinculados al ámbito educativo.

Con referencia a los CEPOs se recalcó que es necesario tener en cuenta los cambios sufridos en relación con las condiciones de participación social instauradas en los años 50 y repasar también la historia de la implementación de la educación intercultural bilingüe (EIB), sin la cual el rol que desempeñan no podría explicarse. Se trata de una historia que revela la manera en que intelectuales y líderes de los pueb

los indígenas trastocaron gradualmente el enfoque inicial de la educación bilingüe, convirtiendo la recuperación y el uso de las propias lenguas en una estrategia para recuperar y fortalecer la identidad y la cultura.

En esa misma línea, el Ministro de Educación – Roberto Aguilar Gómez destacó, un día antes, el protagonismo de los pueblos indígena originario campesinos en la construcción del Estado Plurinacional desde el debate y el trabajo realizado en la Asamblea Constituyente, resultado de lo cual el Estado reconoce y respeta la preexistencia de los pueblos y naciones indígenas originarias.

La delegación estuvo compuesta por: Héctor Alejandro Canto Mejía – Viceministro Técnico, Daniel Domingo López – Viceministro de Educación Bilingüe Intercultural, Carlos Jacinto Coz – Director de la Dirección General de Educación Bilingüe Intercultural, Daniel Saquec – Coordinador Técnico del Programa Maya, Julieta Catinac – Técnica de IP local del Programa Maya, Josefa Pérez Ramos – Presidenta de la Asociación Red de Mujeres I’x B’alam, Luis Enrique López. Director EDUVIDA – GIZ Guatemala e Ileana Cofino. Especialista de Educación. UNICEF Guatemala.

xtc\