Día internacional de los pueblos indígenas

En este Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo, destacamos la importancia de respetar los tratados, acuerdos y otros arreglos constructivos celebrados entre los Estados, los ciudadanos y los pueblos indígenas. Estos arreglos consensuados permiten comprender más cabalmente sus opiniones y valores y son fundamentales para proteger y promover los derechos y establecer la visión política y los marcos necesarios para que las diferentes culturas coexistan en armonía.

Los pueblos indígenas hacen gala de una notable diversidad, encarnada en más de 5.000 grupos distintos distribuidos en unos 90 países. Constituyen más del 5% de la población mundial, o unos 370 millones de personas. Es importante que luchemos para fortalecer las alianzas que ayuden a preservar el vigor cultural al tiempo que promueven la reducción de la pobreza, la inclusión social y el desarrollo sostenible.

Debemos asegurar la participación de los pueblos indígenas, tanto de hombres como mujeres, en todos los niveles de la adopción de decisiones. Ello incluye celebrar debates relacionados con un aumento en el ritmo de adopción de las medidas orientadas a alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio y la definición de la agenda para el desarrollo después de 2015. Los pueblos indígenas han expresado claramente que quieren que el desarrollo tenga en cuenta la cultura y la identidad, así como su derecho a definir sus propias prioridades. Por lo tanto, la agenda para el desarrollo después de 2015 debe incorporar los derechos, las opiniones y las necesidades de los pueblos indígenas.

La celebración el año próximo de la Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas ofrece una oportunidad para impulsar la causa de los pueblos indígenas en todo el mundo. Insto a los Estados Miembros a adoptar medidas concretas para enfrentar los problemas que aquejan a los pueblos indígenas, especialmente la marginación y exclusión, respetando todos los compromisos y analizando otras medidas para mejorar su situación. Les propongo trabajar juntos para fortalecer los derechos de los pueblos indígenas y apoyar sus aspiraciones. Creemos un mundo que valore la riqueza de la diversidad humana y alimente el potencial que esta ofrece.

Mensaje del secretario general de la ONU

Inauguran Instituto de Lengua y Cultura de la Nación Quechua

El presidente Evo Morales inauguró hoy el Instituto de Lengua y Cultura de la Nación Quechua, en la comunidad de Pilicocha, municipio de Cliza (Cochabamba), con el objetivo de recuperar las prácticas ancestrales de vivencia en complementariedad y no competitividad.

"Hoy nuevamente un día histórico para inaugurar la creación del Instituto de Lengua Cultura de la Nación Quechua Tomás Katari, compañeros y compañeras cuando hablamos de la nación quechua, aymara o de alguna nacionalidad en el territorio nacional, no solamente debemos entender cormo una representación de una lengua, sino va más allá", señaló Morales en un masivo acto.

El jefe de Estado sostuvo que el nuevo Instituto de Lengua tiene el objetivo de "recuperar la forma de vivencia en colectividad, comunidad y armonía con la Madre Tierra, en solidaridad y complementariedad entre nosotros".

"Si queremos garantizar una verdadera liberación profunda no tenemos otra alternativa de cómo recuperar la vivencia en solidaridad de todos los pueblos de este continente", dijo.

En esa dirección, el Presidente afirmó que el Gobierno y el pueblo boliviano tienen la obligación de recuperar las prácticas ancestrales de "vivir en comunidad".

"Estamos en proceso de liberación y nuestros institutos tienen que recuperar nuestras formas de vivir, como podemos implementar esas políticas de solidaridad y complementariedad y no de competitividad", agregó.

Asimismo, recordó que el Gobierno implementó tres universidades que tienen "la obligación de recuperar los conocimientos ancestrales, los saberes del movimiento indígena originario campesino, la tecnología".

El Instituto forma parte de un proyecto gubernamental destinado a la habilitación paulatina de centros de investigaciones de las lenguas y las culturas de las 36 naciones indígenas y originarias del país, que en algunos casos permanecen relegadas hace décadas y en serio riesgo de extinción por la disminución de hablantes entre las nuevas generaciones.

Fuente: Los Tiempos (09/08/2013)